Anuario 1999

África
Oceanía
Oriente Próximo
Sudamérica
Oceanía
El fervor secesionista y las luchas religiosas se extienden por el Pacífico
Juan Carlos González

Paradójicamente este año 1999, los países situados en el Gran Océano, el Pacífico, han vivido un año movido. Filipinas e Indonesia se han visto afectados por el fervor independentistas e alguna de sus provincias y por las luchas religiosas que se han producido en alguna de sus islas. Australia, por su lado, ha cuesionado su sistema constitucional en un referéndum celebrado en noviembre de 1999.

El océano Pacífico cubre aproximadamente 180 millones de kilómetros cuadrados, lo que supone un tercio de la superfície total de la tierra (510 millones de kilómetros cuadrados). En su anchura mayor, de Filipinas a Panamá, se estira en casi la mitad de la circunferencia del globo (17.500 millones de kilómetrod cuadrados).
El sudeste asiático y el Pacífico Sur albergan países conpueblos mal integrados, unas culturas minoritarias que necesitan protección ya que es evidente su debilidad. Este hecho hace que los intereses regionalistas, las oposiciones teñidas de rivalidades etnoreligiosas conduzcan, en el seno de cada Estado y casi de cada sociedad, a grandes conflictos. Esto lo constata el fervor independentista que se ha vivido a partir del referéndum celebrado en agosto de 1.999 en Timor, y que ha encendido la chispa del resurgimiento de movimientos independentistas que, en muchos casos, han puesto aprueba la unidad del país como ha sucedido en Indonesia. El primer paso hacia la independencia lo dio Timor Oriental. En mayo de 1.999, Portugal e Indonesia firmaron un histórico acuerdo en la sede de las Naciones Unidas que desembocaba enla independencia de Timor Oriental. El 30 de mayo, día del referéndum, el 78,5% de los timorenses votó a favor de la independencia. Este fervor secesionista se trasladó a otras provincias: Aceh e Irian Jaya. El intento de estas islas por independizarse de la capital indonesia no obtuvo su fruto. Estos conflictos tienen su origen en la excesiva centralización del país y en el hecho de que no tengan un sentimiento nacionalista. Y si a este hecho, se le suma el reparto desigual de los recursos y la explotación que sufre por parte de la capital, es normal que surjan estos movimientos secesionistas.
Paralelamente a esta obsesión por independizarse, Indonesia Y Filipinas han vivido duros enfrentamientos entre cristianos y musulmanes. En el caso de Indonesia, el conflicto de las Molucas ha provocado la muerte de 1.500 personas. Aunque el 85% ...


Periodismo Internacional © 2017 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull