Anuario 2001

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Australia
Austria
Bielorrusia
Brasil
Bulgaria
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Egipto
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Holanda
India
Indonesia
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Líbano
Macedonia
Malasia
Mozambique
Nepal
Nigeria
Pakistán
Perú
Portugal
Rusia
Serbia
Singapur
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Timor Oriental
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Estados Unidos
El 11-S desata el “síndrome de Pearl Harbor” y acelera la recesión económica
Incertidumbres del bioterrorismo

Los investigadores no han logrado dar con el origen del ántrax. Sospechan que fue elaborado en un laboratorio científico norteamericano, pero carecen pistas fiables sobre quién o quiénes puedan ser los autores de los sobres que en su interior contienen esporas de ántrax. Tampoco tienen pruebas sobre la relación entre el 11 de septiembre y los casos detectados, pero entre la población ha crecido el temor ante la posibilidad de que los casos estuvieran relacionados con los atentados. La noticia se conoció sólo más tarde, pero el 5 de septiembre, el ántrax se cobraba su primera víctima mortal en Florida. Este virus produce una toxina que puede llegar a causar la muerte en breve tiempo si no se trata con antiobióticos. A mediados de septiembre se registraba en Nueva York un seguno caso de ántrax en los estudios de una de las cadenas televisivas norteamericanas más importantes, la NBC. Sólo dos días más tarde ya eran doce los casos detectados en el territorio estadounidense y desde Washington se habla de ‘bioterrorismo’. Tom Dasschle, líder de los demócratas en el Senado, recibió también una carta con ántrax y pocos días después el Capitolio fue evacuado ante la alarma del contagio de treinta y una personas por el ántrax. A finales de octubre eran ya cuatro las víctimas mortales del virus y todavía se desconocía su procedencia.
 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull