Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
España
Aznar logra una mayoría absoluta histórica y ETA extiende su ola de terror
Un triunfo del voto pragmático sobre el voto del miedo

La inesperada mayoría absoluta del PP se fraguó durante una legislatura marcada por el éxito de la política económica del Gobierno de José María Aznar. La sociedad española valoró positivamente la oferta continuista de los conservadores, que abanderaron el pragmatismo de su gestión y la frialdad de los números. Por ejemplo, una progresiva reducción del desempleo, que se situó en el 13’7% en septiembre del 2000, según la Encuesta de Población Activa, la tasa más baja en 20 años. Este dato, unido al buen ritmo de la economía –un crecimiento del 4’1% en el 2000–, facilitaron la rebaja del impuesto sobre la renta o de los tipos de interés de las hipotecas, la subida de las pensiones y, en último término, la entrada de España en el euro. Tras el veredicto de las urnas, se ha extendido la opinión de que los españoles votaron más pensando en el bolsillo que en las opciones ideológicas. Desde el final de la dictadura, la modernización del país y la expansión del bienestar han alumbrado una gruesa clase media. El recurrente discurso de la izquierda apelando al voto del miedo, referente a la amenaza que suponía el ascenso de la derecha reaccionaria heredera del franquismo, perdió su efectividad ante el meritorio balance del primer mandato del PP. La apresurada y poco convincente alianza entre PSOE e IU para formar Gobierno tras los comicios tampoco logró movilizar al electorado progresista.
 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull