Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Pakistán
Musharraf se aleja de su prometida política liberal y dirige al Estado a una dictadura
Un país plagado de problemas sociales

Con más de 148 millones de habitantes, Pakistán es el sexto país más poblado del mundo. La tasa de crecimiento anual es del 2.4%, unos 5 millones de personas cada año, por lo que se estima que para el año 2015 tenga más de 222 millones de habitantes. Su población es esencialmente rural, pero el 35% vive en las ciudades, cifra que está al alza, ya que dentro de unos 15 años será casi la mitad. La esperanza de vida al nacer es de 64 años, el 31% vive con menos de un dólar al día, y el índice de pobreza, según el Banco Mundial, se sitúa en un 40% de la población. El 44% de la población es analfabeta y el gasto en educación es del 2.7% del PIB, (1.5 puntos menos del que se hace en materia militar, 839 millones de dólares, que le coloca entre los diez países del mundo que más invierten en ese aspecto).

El 95% de los pakistaníes son musulmanes, en su mayoría miembros de la rama sunÍ.. Los cristianos y los hinduistas representan juntos el 3% de la población aproximadamente. La lengua oficial del Estado es el urdo,, una lengua que surgió de la mezcla de dialectos que se hablaban en Pakistán hasta los siglos XVI y XVII. Además del urdo, hay cinco lenguas principales, según la región. Se trata de un país agrícola. El trigo, arroz, maíz son los cultivos básicos, el algodón es el cultivo comercial. Una cuarta parte de la tierra está cultivada y aproximadamente la mitad de la mano de obra trabaja en el sector de la agricultura. La industria, emplea alrededor de una quinta parte de la mano de obra.

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies