Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Filipinas
A pesar de la inestabilidad política, la recuperación económica sigue adelante
El conflicto de religiones y el dominio cristiano

Las luchas entre las diferentes creencias religiosas tienen su origen en el asentamiento español de mediados del siglo XVI. Cuando el Reino español conquistó Filipinas, nombre que adoptó el país en honor del rey español Felipe II, la mayoría de filipinos se convirtieron pronto al catolicismo, aunque en la zona sur, profundamente musulmana, se opuso una firme resistencia a la invasión española. Los cristianos desplazaron a los musulmanes dispersos de las islas septentrionales y centrales y continuaron su expansión hasta ejercer una considerable influencia en el baluarte musulmán de Mindanao, zona sur donde se concentra la mayor parte de la población musulmana. Otro foco conflictivo entre las dos religiones ha venido siendo el intenso malestar que ha causado la riqueza de los cristianos del norte en contraposición a la precariedad en que viven los musulmanes.

Actualmente, más del noventa por ciento de la población es cristiana, como consecuencia de la evangelización hispánica. Las numerosas fiestas religiosas atestiguan la devoción de los filipinos. En Luzón, región del norte del país, hay penitentes que se clavan a grandes cruces el Viernes Santo o se azotan para redimirse de sus pecados.

Además, la Iglesia católica, liderada por el cardenal Jaime Sin, arzobispo de Manila, ejerce una importante influencia política.

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies