Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Corea del Sur
Corea del Sur promete introducir reformas económicas para mantener su crecimiento
Corea del Sur: la historia ascendente

Cuando el general Park Chung Hee tomó el poder, en mayo de 1961, Corea del Sur estaba considerado como uno de los países más pobres del mundo: tenía poca tierra cultivable, una clase media prácticamente inexistente, un gran índice de analfabetismo y tan solo unos miles de trabajadores industriales. En 1996 Corea del Sur ya era la economía número 11 del mundo en orden de importancia. La economía del sur alcanzó 30 veces el tamaño de su vecino rival del norte. Nunca un país había logrado tanto desarrollo en tan poco tiempo. Sin embargo, con la crisis del 97, el sistema cayó. Bajo la disciplina austera de Park Chung Hee y la amenaza del Norte, el sistema político y económico ayudó a configurar la sociedad educada de clase media que hace hoy estable la democracia. En 1998 la industria estaba en bancarrota, los bancos sin liquidez, los sindicatos incontrolables y la élite política desacreditada. Además, la burocracia existente estaba empeñaba en seguir reteniendo su poder. A las puertas del 2000, Corea del Sur es dirigida por el presidente Kim Dae Jung, para quien los chaebol tendrán que competir con justicia y los bancos tendrán que prestar en base a su respectiva situación. El acceso igualitario al dinero tiene como objetivo producir un florecimiento de nuevas compañías, cuya competencia obligará a los chaebol a ser eficientes. Kim, de 73 años, afirma que los requisitos de una economía más eficiente y los de una democracia verdadera convergen.
 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies