Anuario 2001

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Australia
Austria
Bielorrusia
Brasil
Bulgaria
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Egipto
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Holanda
India
Indonesia
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Líbano
Macedonia
Malasia
Mozambique
Nepal
Nigeria
Pakistán
Perú
Portugal
Rusia
Serbia
Singapur
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Timor Oriental
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
Japón
El Partido Liberal Demócrata elige al reformista Koizumi para gobernar Japón
Una mujer podría ser emperatriz de Japón

El debate sobre la sucesión del trono en Japón se ha reabierto tras el nacimiento, el pasado 1 de diciembre, de Aiko, hija de los príncipes herederos. En el país del Sol Naciente está vigente la Ley Sálica, promulgada el año 1947 por la Casa Imperial, que reserva el derecho a ser emperador a los descendientes varones. La primogénita del príncipe Nahurito y su esposa, Masako Owada, es la tercera nieta de los emperadores del Japón, que cuentan con dos niñas más de su hijo Kishimo. Así pues, si está ley no se deroga, el trono, a la muerte de Nahurito, recaería en el Príncipe Hitachi, septuagenario hermano del actual emperador Akihito, que no tiene hijos. Ante esta delicada situación la prensa nipona, desde la más conservadora a la más progresista, comenta en sus editoriales la necesidad de convocar un referéndum para cambiar la actual legislación y parece que la población estaría dispuesta porque, en una encuesta reciente, el 71 por ciento de los japoneses se mostraron favorables a que el trono sea ocupado por un mujer, porcentaje que en 1999 era sólo del 53 por ciento. Asimismo, el primer ministro, Junichiro Koizumi ,manifiesta su apoyo al cambio. Aunque esta idea parezca nueva, en Japón ha habido diez emperatrices, en los 2.500 años de monarquía, entre las 125 sucesiones. La última, fue Go-Sakuramachini, que ocupó el trono desde 1762 a 1770.


 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull