Anuario 1999

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Birmania
Brasil
Bulgaria
Burundi
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa Rica
Cuba
Ecuador
Egipto
El Salvador
España
Estonia
Filipinas
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
Honduras
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Irlanda
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Kuwait
Líbano
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
Portugal
República Checa
Rumania
Sáhara Occidental
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Túnez
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Siria
Siria reanuda las conversaciones de paz con Israel después de tres años de interrupción
Asad resiste en el poder

La sucesión dinástica del presidente Hafiz Al-Assad es, desde hace tiempo, el asunto capital de la política del país, si se tiene en cuenta el delicado estado de salud en que se encuentra. El hecho de que su hijo, Basar Al-Assad, que buscaba mayor protagonismo en los asuntos políticos del país, fuera nombrado coronel, ha sido calificado, por los analistas, como un paso atrás del heredero en su camino para lograr el poder. Asimismo, el presidente Assad marginó a altos responsables del Ejército y de los servicios de seguridad en un proceso de reestructuración de la cúpula militar siria, que evidencia la existencia de disensiones internas en esta república socialista.

Assad, que el 2 de junio ingresó en el hospital por una crisis cardíaca, continúa rigiendo el devenir de un país que se ha acostumbrado a convivir con la incertidumbre. En julio del año pasado, el jefe del Estado Mayor del Ejército sirio, el general Shihabi, fue reemplazado por el general Aslan, un hecho que resultó ser el preludio de otros dos cambios que se produjeron durante 1999. En abril, el jefe de la seguridad interna, Muhamad Nassif, fue jubilado y Bashir Najar, jefe de los servicios secretos, fue cesado en julio al ser acusado de cometer graves violaciones y errores. Según el diario árabe Al Hayat, la destitución pudo estar relacionada con una grabación de vídeo en la que se filmó a tres minsitros sirios en casa de una bailarina de danza oriental hace unos meses. La cinta fue distribuida por Najar para vengarse de uno de ellos, el ministro de Finanzas, Jaled al Majyani, con quien mantenía una disputa.


 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies