Anuario 2000

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Australia
Austria
Bangladesh
Bélgica
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Brasil
Burundi
Canadá
Chile
China
Colombia
Congo
Cuba
Cuba
Dinamarca
Egipto
El Salvador
España
Estados Unidos
Filipinas
Finlandia
Francia
Gran Bretaña
Grecia
Guatemala
Hungría
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Letonia
Líbano
Libia
Lituania
Marruecos
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Taiwán
Tayikistán
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Vietnam
Polonia
Kwasniewski es reelegido presidente y la Solidarosnoc de Walesa se derrumba
La caida del mito de Solidarinorsc

Lech Walesa, histórico líder del movimiento Solidaridad, Premio Nobel de la Paz y ex presidente de Polonia, sufrió la mayor humillación de su carrera al obtener un 0,8% de los votos en las elecciones celebradas en la República el pasado mes de octubre.

El jefe de filas de Democracia Cristiana de la III República ve pasar muy lejanos aquellos días de principios de la década en los que era elegido democráticamente, por primera vez en el país, para dirigir los designios de una nueva Polonia. Walesa de 57 años, perdió la presidencia en el año 1995 a manos de Kwasniewski, aunque aquella vez obtuvo un honroso 48% de los votos frente al 52% del actual presidente. Pero el ex líder de Solidaridad no se amilana. Días después de su debacle electoral afirmaba; “He perdido, pero no me rindo”, al tiempo que recordaba que ya está trabajando para conseguir un buen resultado en las parlamentarias del 2001 y, porqué no, la presidencia de Polonia en el 2005.

Todo esto sucede el año en el que Polonia conmemora el vigésimo aniversario del sindicato polaco Solidaridad de Lech Walesa. El espíritu del agosto polaco (el 31 de agosto de 1980 se firmaron los Acuerdos de Gdansk, que dieron lugar a la creación de Solidarinorsc) volvió a renacer con las palabras pronunciadas por Walesa en la cuna de Solidaridad, los antiguos astilleros de Lenin de la ciudad báltica de Gdansk, ciudad desde la que hace dos décadas, el ex presidente y los suyos acabaron con 40 años de tiranía comunista.

En la actualidad, la Solidaridad de Walesa no se encuentra en su mejor momento. En las recientes elecciones la importante derrota de la derecha católica agrupada en la coalición AWS-Solidaridad, fue una sorpresa en un país como Polonia. La caída de la derecha es debida, en parte, a la disminución progresiva de la influencia de la Iglesia católica en el ámbito político, en un país muy, muy católico. sobre los católicos.

 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull