Irak
EE UU: El régimen de Sadam, objetivo de la primera guerra preventiva de Bush
Momentos Clave del conflicto

Aprobación de la resolución 1441 (8 de noviembre de 2002)

El párrafo 13 de la resolución 1441 sobre el desarme de Irak establece que "Irak se expondría a graves consecuencias si continúa faltando a sus obligaciones". Este punto ha sido el más conflictivo de la famosa resolución, debido a que Estados Unidos se ha amparado en él para "legitimar" la guerra de Irak. El debate diplomático previo a la resolución 1441 consistía en si debía haber una única resolución o más de una. Estados Unidos, junto con otros países como España, Gran Bretaña o Italia, quería una sola resolución que autorizara el uso de la fuerza en caso que Irak no se desarmara. Francia, Alemania y Rusia, junto con la mayoría de países musulmanes, pedían una nueva votación en caso de que Irak no cumpliera con sus obligaciones de desarme. La resolución 1441 permite, por sí sola y después de hacer un importante ejercicio de interpretación (equiparar "graves consecuencias" a invasión) la intervención militar en Irak.

Propuesta de una segunda resolución (24 de febrero de 2003)

La noche antes de presentar su propuesta de segunda resolución George W. Bush declaró que "de una manera u otra, por el bien de la paz y de la seguridad de EE.UU., vamos a desarmar a Sadam Husein". La nueva resolución subrayaba la importancia de la resolución 1441, que exigía a Irak que se desarme completa y totalmente. Estados Unidos esperaba someterla a votación, pero para aprobarla se necesitaban nueve votos de los 15 miembros del Consejo de Seguridad y que ninguno de los miembros permanentes vetaran la propuesta. Una vez presentada, los representantes estadounidenses intentaron por la vía diplomática convencer a Francia, Rusia y China para que no se opusieran y conseguir los nueve votos a favor. Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, reiteró que "EE.UU. atacaría a Irak si así lo considera necesario, con o sin la ONU".

Enmienda a la propuesta de la segunda resolución (7 de marzo de 2003)

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Jack Straw, presenta una enmienda al proyecto de resolución que autorizaría el uso de la fuerza contra Irak. Con esta enmienda propuesta por Gran Bretaña, también en nombre de Estados Unidos y España, se concede a Sadam hasta el día 17 de marzo para que demuestre su desarme. A pesar de la enmienda, países como Francia, Rusia y Alemania ya habían descartado aprobarla. El informe de Hans Blix, presentado el mismo día, exigía más tiempo para seguir las inspecciones.

Ultimátum a Irak (12 de marzo de 2003)

El primer ministro británico, Tony Blair, propone una prueba de desarme de seis puntos que el régimen de Sadam Husein debía cumplir para evitar la guerra. Uno de los puntos le exigía comparecer públicamente ante las cámaras de televisión para reconocer el desarme total de Irak. Francia rechaza la propuesta.

Cumbre de las Azores (16 de marzo)

Los líderes de Estados Unidos, Reino Unido, España y Portugal se reúnen en las Azores y firman una declaración conjunta en la que asumen la "obligación solemne de ayudar al pueblo iraquí a construir un nuevo Irak, en paz consigo mismo y con sus vecinos". El texto también afirma que "el pueblo iraquí merece quedar libre de la inseguridad y la tiranía. Merece disfrutar de libertad para decidir sobre el futuro de su país", sin embargo no es una prueba irrefutable de que la guerra ya estaba decidida, independientemente del eventual resultado de la votación de la segunda resolución. "Durante doce años, la comunidad internacional ha intentado convencerle (a Sadam) de que se desarmara y evitar así un conflicto militar, hasta llegar a la adopción por unanimidad de la resolución 1441. La responsabilidad es suya. Si incluso ahora se niega a colaborar de manera plena, se expone a las graves consecuencias previstas en la resolución 1441 y en resoluciones anteriores".

Discurso de Bush ante la Nación y ultimátum de 48 horas a Sadam (17 de marzo de 2003)

En su discurso a la Nación del 17 de marzo, George W. Bush da a Sadam 48 horas para abandonar el país y evitar la guerra. Horas antes, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, anuncia la retirada de los inspectores de Irak y del resto del personal de Naciones Unidas. "Compatriotas... Estados Unidos de América tiene la autoridad soberana de usar la fuerza parar proteger su propia seguridad nacional. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no ha estado a la altura de sus responsabilidades. Por eso es que nosotros estaremos a la altura de las nuestras".


 


Periodismo Internacional © 2020 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies