Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Mauritania
Una tentativa de golpe de Estado reafirma el inestable poder político y la crisis social
Mauritania, un mosaico social

La población mauritana, que no alcanza los tres millones de habitantes, es casi totalmente islámica y está dividida en dos etnias diferentes: Los moros, que son la etnia mayoritaria, un 80 por ciento de la población, y que se encuentra a su vez fragmentada por la pertenencia a distintas tribus (el factor tribal sigue siendo importante en la actualidad en este país); y los mauritanos de raza negra, que son el 20 por ciento restante de la población y habitan sobre todo el sur del país. En el norte del país, los moros se encontraban en condición de esclavos hasta que se abolió la esclavitud en Mauritania en 1980, aun que en la práctica no ha desaparecido completamente.

En Mauritania, la esclavitud se practica desde tiempos muy remotos, especialmente entre las poblaciones de criadores de ganado nómadas o seminómadas. "Los cinturones de pobreza" de las ciudades están constituidos por numerosos ex esclavos llegados en masa del campo.

Aparte de las dos etnias que componen la población mauritana, también habita el país un grupo reducido de refugiados saharauis, que se encuentran concentrados en la capital económica y pesquera de Nuadibú y en la ciudad minera de Zuerat.


 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies