Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
México
El financiamiento ilegal salpica a Fox, que llega al ecuador de su mandato con duras críticas a su gestión económica
Las muertas de Ciudad Juárez

Las muertas de Ciudad Juárez

En 1993 apareció la primera mujer muerta en Ciudad Juárez, un municipio de 1.200.000 habitantes del estado de Chihuahua. Desde entonces, los crímenes y las desapariciones de mujeres de esta población se han sucedido sin pausa hasta conseguir extender el miedo y el pánico entre sus habitantes. Nadie da explicaciones de por qué tanta brutalidad. Sólo hay silencio, impunidad para los secuestradores y pasividad por parte del Gobierno. Una pasividad que los familiares de las víctimas, apoyados por distintas organizaciones no gubernamentales, denuncia, tamibén sin pausa. Las palabras de quienes reclaman justicia para sus muertas caen en un saco sin fondo. 326 mujeres muertas, según cifras institucionales, 370, según Amnistía Internacional (AI) y casi 400 desaparecidas. La única respuesta obtenida ante estas escandalosas cifras –detrás de las cuales hay centenares de vidas perdidas- fue la agitación provocada por la poca compenetración entre el Gobierno central y la Administración del Estado de Chihuahua, que se dedicaron a disputarse competencias, o más bien, a rechazarlas. Mientas nadie asumía la gestión, las muertes han continuado hasta hoy, ante una opinión pública que empieza a desconfiar de tanta pasividad y de tanta voluntad del Gobierno para restarle importancia al problema. El silencio y la falta de explicaciones ha llevado a la población a formular hipótesis de todo tipo para dar sentido a una brutalidad que parece no tenerlo. Se apuntan desde redes de venda de órganos hasta fenómenos de carácter paranormal. Con todo, cada es más fuerte la hipótesis de la violencia instaurada en el centro de las redes del narcotráfico. El narcotráfico tiene, en Ciudad Juárez, una presencia muy importante. Según AI, la buena ubicación del municipio –próximo a la frontera con EUA- ha permitido un buen desarrollo económico pero también “ha atraído al crimen organizado, en particular el narcotráfico, que ha generado altos niveles de violencia”. El aumento de industrialización de Ciudad Juárez ha hecho que muchas personas se instalaran allí, y se han constituido barriadas marginales, en medio de la suciedad y la pobreza más absolutas. En este sentido, la “marginación de esta parte de la población constituye un grave obstáculo para los derechos de las mujeres en Ciudad Juárez, si se tiene en cuenta que las víctimas de la violencia contra la mujer forman parte, en su gran mayoría, de los setores más vulnerables”, según AI. Más allá de ser de famílias con pocos recursos económicos, la mayoría de las chicas que se habían encontrado hasta el 2003 eran adolescentes de unos 15 años, de piel morena y cabello largo. Lo último en saberse en relación a las muertas de Ciudad Juárez llegó a finales de 2003, el 28 de noviembre, con la iniciativa de la Procaduría General de la República de investigar el caso de 11 homicidios, porque existían “sospechas de que estuvieran vinculados a delitos federales”. Finalmente, ante las denúncias y las movilizaciones de los familiares y las ONG –especialmente significativas durante la celebración del Día Internacional contra la Violencia de Género, el 25 de noviembre-, Fox prometió agilizar el proceso y esclarecer el origen de las muertes y las desapariciones. De esta forma se pondría punto y final a diez años de silencio e impunidad ante el crimen.


 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies