Anuario 2003

Afganistán
Alemania
Angola
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bangladesh
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Costa de Marfil
Costa Rica
Cuba
Egipto
El Salvador
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
Honduras
India
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kenia
Liberia
Libia
Marruecos
Mauritania
México
Mozambique
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Pakistán
Panamá
Paraguay
Perú
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Suecia
Turquía
Uzbekistán
Venezuela
Panamá
La pobreza y las desigualdades en los ingresos provocan las mayores críticas en cuatro años contra el Gobierno de Moscoso
Una posible ampliación del Canal de Panamá

La vía acuática que conecta el océano Pacífico y el mar del Caribe y que permite el comercio internacional está inmerso en una etapa de modernización desde que EUA dejó de tutelarlo en 1999. Según datos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), en estos últimos cuatro años, el Canal ha aportado al Estado 800 millones de dólares. Respecto a 2002, el ACP redujo un 5% las despesas y aumentó sus ingresos un 8%. Durante el primer medio año 2003 se movilizaron 95,5 milones de toneladas que supusieron un aumengo del 1,5%. Las msimas fuentes de la Autoridad del Canal apuntan que uno de los objetivos principales es aumentar el número total de barcos que se sirven de la vía. Dentro de los objetivos se contempla también la posibilidad de una ampliación del Canal. Esta cuestión se convirtió un punto polémico en 2003 porque parte de esta ampliación comportaría la creación de lagos para avastecer el Canal. Ante esto, los campesions que temen perder sus tierras entregaron a finales de octurbre una recopliación de 6.000 firmas para que el hecho de decidir o no la ampliación se haga mediante referendum, tal y como lo establece la Constitución. Según la Coordinadora Campesina contra los Embalses – movimiento al cual pertenecen los opositores de la ampliación-, de seguir la iniciativa, las tierras de las províncias de Panamá, Coclé y Colón, donde fiven más de 100.000 personas, se verían afectadas.
 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies