Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Rumania
Cambio de ciclo tras el inesperado triunfo del liberal Basescu
La herencia de Ceausescu

En 1989 una revolución ponía fin a la dictadura comunista de Nicolae Ceausecu (1967-1989), pero sus afines y colaboradores siguen en primera línea política de Rumanía. Acabar con ellos ha sido una de las prioridades del candidato de la alianza Justicia y Verdad que formaban el Partido Nacional Liberal, que presidía Theodor Stolojan; y el Partido Demócrata (PNL-PD) de Traian Basescu durante esta última campaña electoral. Para demostrarlo, Basescu eliminó de sus listas electorales a las personas señaladas como corruptas por el Consejo Nacional para el Estudio de los Archivos de la Securitaté (CNAS). En esta lista figuran 143 candidatos, entre ellos 95 del Partido Socialdemócrata (PSD) y 46 del Partido Rumanía Grande (PRM), acusados de corrupción, transfuguismo político o colaboración con la antigua “Securitaté”, los temidos servicios secretos de la dictadura comunista, conocidos por sus brutales métodos represivos. La colaboración con la Securitaté no tiene efecto penal alguno conforme a la actual ley, aunque el CNAS defiende que el electorado debía conocer el pasado de los candidatos. A tal fin, este Consejo estudió el pasado de 2.000 aspirantes al acta de diputado y a los 12 candidatos a presidente de Estado.
 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies