Anuario 2004

Afganistán
Albania
Alemania
Arabia Saudí
Argelia
Argentina
Armenia
Azerbaiyán
Bielorrusia
Birmania
Bolivia
Bosnia-Herzegovina
Brasil
Camboya
Canadá
China
Colombia
Corea del Sur
Croacia
Eslovenia
Estados Unidos
Francia
Georgia
Gran Bretaña
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kazajstán
Kosovo
Líbano
Libia
Macedonia
Malasia
Marruecos
México
Nepal
Pakistán
Palestina
Polonia
Rumania
Rusia
Sáhara Occidental
Serbia
Siria
Sri Lanka
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Ucrania
Uruguay
Uzbekistán
Venezuela
Gran Bretaña
Blair sobrevive a un año marcado por las crisis políticas y el conflicto en Irak
El “caso Kelly”

El 17 de julio de 2003 David Kelly -asesor del Ministerio de Defensa y supuesta fuente en la que se había basado la BBC a la hora de afirmar que el Gobierno había exagerado el arsenal de Irak y presionado a los servicios secretos- apareció con las venas cortadas. Este estremecedor caso reabrió los interrogantes que rodearon la supuesta existencia de armas de destrucción masiva en Irak, el principal argumento esgrimido por Blair para apoyar la invasión. La oposición, concretamente el líder de Partido Conservador británico, Michael Howard, y el sector laborista opuesto a la guerra reclamaron una investigación oficial e independiente para dilucidar los fundamentos en los que se había basado el Gobierno para invadir Irak. Así que, después de que Bush anunciara una investigación en EE UU, Blair aceptó una similar. Sin embargo, la comisión sobre las armas fue rechazada por la izquierda laborista y posteriormente abandonada por los tories.
 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies