Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Kenia
Kibaki fracasa en el referéndum convocado para aprobar una nueva Constitución
Campaña contra el sida

En el mes de diciembre de 2005, Kibaki aparcó la crisis que sufre su Gabinete y se enfrentó a otro gran problema de Kenia y de toda África: el sida. El presidente lanzó en diciembre una nueva campaña contra el sida con el fin de conseguir que el índice de infección descienda de un 6,1% hasta un 5,5 % en 2009. El número de personas portadoras del virus del sida en Kenia ha disminuido un 4% en los últimos dos años, pasando de un 10% en 2003 a un 6,1% en 2005. Kibaki basó su campaña en concienciar a la población del peligro que supone la enfermedad y de cómo remediarla o prevenirla. Pero las ONG se quejaron y declararon que el Gobierno debería permitir el acceso a medicamentos antirretrovirales a más gente, ya que por el momento, sólo se benefician 54.000 personas. En concreto, el representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Nairobi, André de la Porte, afirmó que el éxito podría ser todavía más significativo si la campaña contra el sida se concentrara en particular en las mujeres de entre 15 y 24 años, la categoría más afectada.

De cara al resto de Estados africanos, Kenia se muestra como una mediadora excelente de los conflictos y ha recibido múltiples elogios por parte de la comunidad internacional por el papel que está desempeñando en los procesos de paz de Sudán y Somalia. Kenia ha sido la cuna de las negociaciones de paz para Somalia, un país destrozado por años de guerra civil y anarquía. En enero de 2005, Kenia acogía al Gobierno Federal de Transición de Somalia, creado a finales del 2004 y condenado al exilio por razones de seguridad. Kibaki obtuvo su premio por el esfuerzo el 15 de febrero, al firmar un acuerdo con Somalia para explotar áreas de potencial desarrollo económico en la nación del Cuerno de África. Por otro lado, también tuvo que padecer las consecuencias negativas: cerca de 150.000 refugiados somalíes y 22 muertos, en marzo de 2005, por una disputa entre clanes somalíes que habitan en la frontera entre Kenia y Somalia. Esos choques armados se sumaron a una serie de refriegas tribales en otras cuatro regiones del país, que causaron cerca de 50 muertos, convirtiendo a marzo en uno de los peores meses de violencia que Kenia ha vivido en varios años.

Kenia también ha desempeñado un papel importantísimo en el proceso de paz de Sudán. El 18 de abril llegaba la delegación de Sudán a Nairobi para mantener conversaciones de paz con los líderes de grupos rebeldes del sur de Sudán. En 2004, el Gobierno de Jartum y los rebeldes del Movimiento/Armada de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM/A) en el sur de Sudán, firmaron la paz en Kenia tras 21 años de guerra. Kenia ha acogido las negociaciones desde que comenzaron en 1997.

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies