Anuario 2001

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Australia
Austria
Bielorrusia
Brasil
Bulgaria
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Egipto
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Holanda
India
Indonesia
Israel
Italia
Japón
Jordania
Kazajstán
Kirguistán
Líbano
Macedonia
Malasia
Mozambique
Nepal
Nigeria
Pakistán
Perú
Portugal
Rusia
Serbia
Singapur
Siria
Sri Lanka
Sudáfrica
Tayikistán
Timor Oriental
Ucrania
Uzbekistán
Venezuela
Zimbabue
India
Gran tensión entre India y Pakistán tras el atentado contra el Parlamento indio
Las castas pierden fuerza en las urbes

Los sistemas de castas han sobrevivido hasta nuestros días superando las distintas políticas económicas adoptadas por los sucesivos gobiernos con el fin de alcanzar un mayor equilibrio social pero en las ciudades está realidad está cambiando.

Las castas constituyen grupos y subgrupos cerrados de personas con carácter hereditario y estructura jerárquica, tanto en el seno de la casta como en relación a otras, que establecen entre ellas una relación de interdependencia por la que, en general, una sociedad india no puede permitirse prescindir de las funciones de una casta. Las castas más desfavorecidas actualmente, reconocidas política y jurídicamente son: las castas catalogadas (SC), las tribus catalogadas (ST) y las ‘Otras clases bajas’ (OBC). Los SC son los sectores históricamente excluidos del orden social. Por oficio, son los que manejan los desechos humanos. Los ST son las poblaciones aborígenes y tribales que generalmente habitan en las montañas. Y los OBC lo forman personas de las clases bajas pero sin estereotipo.

Las medidas adoptadas por la Constitución india y más tarde, en el año 1979, por la Comisión Mandal, por las que se reservaban cerca de un 50% de las plazas del gobierno central, regional, administraciones, bancos nacionales y universidades a las SC, ST y OBC han tenido repercusiones dispares en el campo y la ciudad. En el campo, los beneficios han ido a parar a los más influyentes entre las castas atrasadas, mientras que en la ciudad, donde es más fácil ‘elegir’ un oficio se está disolviendo el antiguo sistema de castas y han penetrado valores occidentales como la secularización y el consumismo.

 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull