Anuario 2005

Afganistán
Alemania
Arabia Saudí
Argentina
Armenia
Australia
Bangladesh
Bielorrusia
Bolivia
Brasil
Canadá
China
Colombia
Congo
Croacia
Cuba
España
Estados Unidos
Filipinas
Francia
Georgia
Gran Bretaña
Guatemala
Haití
India
Indonesia
Irak
Irán
Israel
Italia
Japón
Kenia
Kosovo
Líbano
Macedonia
Malasia
México
Nepal
Nicaragua
Nigeria
Noruega
Pakistán
Palestina
Perú
Polonia
República Dominicana
Rumania
Rusia
Serbia
Somalia
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Tayikistán
Turquía
Ucrania
Uzbekistán
Arabia Saudí
Período de transición tras la muerte del rey Fahd
Se dispara el precio del petróleo

El principal proveedor de petróleo del mundo guarda bajo sus desiertos la cuarta parte de las reservas de petróleo conocidas en el mundo. Se estima que son 261.800 millones de barriles los que tiene en sus reservas. De hecho y según se anunció este año, Arabia Saudí va a ampliar su capacidad de producción en los próximos cuatro años hasta llegar a los 12,5 millones de barriles al día para 2009 -en 2005 la capacidad máxima se situó en 11 millones de barriles. Incluso, y para estabilizar a los mercados, las extracciones de crudo podrían llegar hasta los 15 millones de barriles diarios si fuera necesario y según fuentes gubernamentales podría incluso mantener este nivel de extracción durante 50 años.

Durante 2005, el petróleo experimentó un aumento de precios espectacular. El barril tanto de Brent como de Texas (barriles de referencia en los mercados europeo y norteamericano, respectivamente) a cifras en las que no había llegado nunca. A principios de año los precios se movían alrededor de los 40 dólares, al cerrar el ejercicio superaban los 60, después de rozar la barrera de los 70 dólares durante algunas semanas. Pese a que la OPEP -Organización de Países Exportadores de Petróleo- ha ido ajustando el número de barriles producidos por día, el poder petrolero de Arabia Saudí no sólo radica en sus reservas y su producción; es el único país del mundo que cuenta con una capacidad de producción en reserva que puede activar cuando quiera. Aunque Arabia Saudí cuenta con alrededor de 80 yacimientos de petróleo -y unos 1.000 pozos-, la mitad de sus reservas y producción proviene de sólo ocho yacimientos, entre ellos Ghawar -el mayor yacimiento petrolífero del mundo, con unas reservas de más de 70.000 millones de barriles- y Safaniya -el mayor yacimiento mar adentro, con unas reservas de 35.000 millones de barriles. Cabe destacar el anuncio que a finales de año hizo el gobierno en cuestiones relacionadas con el petróleo. A falta de confirmación oficial, el ejecutivo anunció que su país podría incrementar pronto sus reservas probadas en 200.000 millones de barriles, aumentando así en un 76 % sus cifras actuales.

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies