Anuario 2008

Afganistán
Alemania
Angola
Arabia Saudí
Argentina
Bolivia
Bulgaria
Canadá
China
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Ecuador
Egipto
Estados Unidos
Francia
Gran Bretaña
India
Irak
Irán
Israel
Japón
Kuwait
Letonia
Líbano
Nepal
Nigeria
Pakistán
Paraguay
Polonia
República Checa
Rumania
Rusia
Siria
Sudáfrica
Taiwán
Ucrania
Venezuela
Zimbabue
Rusia
Putin garantiza la continuidad de su política tras colocar a Medvedev en la presidencia
Vencedores y vencidos en las elecciones


La victoria electoral de Medvedev, candidato propuesto por el partido oficialista Rusia Unida (RU), sobre el que Putin ejerce el control, en las elecciones presidenciales del pasado dos de marzo fue aplastante. El recuento final constató que Medvedev contaba con el respaldo del 70,23% de los votos escrutados, situándose a una distancia considerable de su principal competidor, el candidato del Partido Comunista de la Federación Rusa, Gennadi Ziuganov, que había obtenido el 17,76% de los votos. A la zaga  se situaban Vladimir Zhirinovski, el candidato del Partido Liberal Democrático de Rusia -que se describe a sí mismo como una formación centrista y reformista democrática, que sin embargo es percibido como un partido ultranacionalista por la prensa internacional, y que jamás ha votado en contra de Putin- obtuvo el 9,37% de las papeletas, y el del Partido Demócrata de Andrei Bogdanov, con un 1,29% del apoyo ruso -El Partido Democrático es una formación de corte liberal que aboga por la incorporación de Rusia a la Unión Europea-. El respaldo electoral obtenido por el candidato del RU se tradujo en 315 diputados en la Duma, Parlamento ruso, de un total de 450, más de los dos tercios de los representados, suficiente para poder tomar decisiones sin el apoyo del resto del Parlamento e incluso para poder reformar la Constitución de Rusia.
No obstante, la flamante victoria de Medvedev se vio ensombrecida por la ausencia de los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), que debían supervisar y asegurar el correcto desarrollo de la jornada electoral, pero cuyos representantes rehusaron acudir por falta de cooperación oficial; y las acusaciones de opacidad y manipulación realizadas por el representante de la misión de observadores enviada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Andreas Gross, que aseguraba que las elecciones no habían sido ni 'justas' ni 'libres'. También denunció que el 'acceso equitativo de los candidatos a los medios no ha mejorado” respecto a comicios anteriores.
Siete días después de la investidura de Medvedev como presidente, durante la 'Marcha de los disidentes' -organizada por los opositores políticos de Medvedev y Putin- fueron detenidas más de una treintena de personas, antes incluso de que comenzara la marcha por el centro de Moscú. Entre los detenidos se encontraba uno de los organizadores de la protesta, Garry Kasparov, ex campeón mundial de ajedrez y líder del Frente Cívico Unido -movimiento social opuesto al Gobierno de Moscú- , Ilia Yashin, líder de las juventudes del opositor partido liberal Yabloko -partido que aboga por la creación de un sistema de salud y educación público de calidad, y por la integración de Rusia en la Unión Europea-.

(Despiece 1) La percepción del pueblo
Dimitri Medvedev es un líder popular y apreciado por el pueblo ruso. El nuevo jefe de Estado goza de un índice de aceptación entre los votantes que muchos presidentes europeos quisieran para sí. Lejos de perjudicarle, la intervención militar rusa en Georgia tras la ofensiva lanzada desde Tiflis el 7 de agosto fue aprobada masivamente por los rusos, y disparó la popularidad de su presidente. Después de la guerra, el presidente gozaba de un índice de popularidad del 73% de los encuestados, según un estudio del centro independiente de sondeos de opinión Levada. Pero la personalidad más popular de Rusia y la que es percibida por los rusos como el auténtico líder es Vladimir Putin, cuyo índice de popularidad después de la guerra, según el mismo estudio, era del 83%.

 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies