Anuario 2009

Afganistán
Alemania
Argelia
Argentina
Bolivia
Brasil
Cuba
Francia
Gran Bretaña
Guatemala
India
Italia
Libia
Marruecos
México
Nicaragua
Pakistán
Polonia
Sáhara Occidental
Sri Lanka
Sudán
Túnez
Venezuela
Sri Lanka
Punto final a 26 años de guerra civil
Un país de contrastes económicos



Aunque el 15% de la población de Sri Lanka viva por debajo del umbral de la pobreza, el país cuenta con el Índice de Desarrollo Humano (IDH) –indicador que elabora la ONU que se rige por la esperanza de vida, la tasa de alfabetización y el PIB per cápita–  más elevado de su zona (India, Myanmar, Bangladesh, Nepal, Pakistán, entre otros), a treinta posiciones por encima de India. El 91% de la población sabe leer y escribir, la esperanza de vida se eleva hasta los 75 años y el PIB per cápita es de 4.600 dólares. La economía de Sri Lanka ha crecido este año un 6%: no es una mala cifra si se tiene en cuenta que el pico más alto de crecimiento fue un 7% en 2007, justo antes de la crisis económica mundial. Sin embargo, la economía de la isla se encuentra muy mal repartida entre las provincias del este, de población mayoritariamente rural, y las del oeste, de mayoría urbana. Los estragos de 26 años de guerra han provocado, sobre todo en el este (de mayoría tamil), la caída de la agricultura, la falta de tierras fértiles, la subida de precios de los alimentos, la falta de infraestructuras y la falta de trabajo (el total de desempleados del país llega al 5,2%). El 35% de la población de Sri Lanka es campesina, pero el sector agrícola sólo representa el 15% del PIB, lo que indica una baja producción.


 


Periodismo Internacional © 2022 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull
Aviso legal | Política de protección de datos | Política de Cookies