Anuario 1998

Alemania
Argelia
Argentina
Birmania
Bolivia
Brasil
Chile
China
Colombia
Congo
Corea del Norte
Corea del Sur
Dinamarca
Ecuador
España
Francia
Gran Bretaña
India
Irlanda
Italia
Japón
Libia
Marruecos
Mauritania
Nigeria
Paraguay
Perú
Portugal
Sáhara Occidental
Sudáfrica
Sudán
Tailandia
Taiwán
Túnez
Venezuela
Congo
El corazón de Congo-Kinshasa, convertido en un mosaico de conflictos étnico-regionales
¿Autoritarismo y Derechos Humanos?

La dictadura de Mobutu fue sustituida el año pasado por el autoritarismo de Kabila y, en cuestión de derechos humanos, el cambio no supuso ninguna diferencia. Más bien ha presentado alguna que otra paradoja más, como es la creación del cargo de ministro de Derechos Humanos dentro del Gobierno. Desde abril, cuando fue disuelta la AZADHO, principal asociación de defensa de los derechos humanos en el Congo, este tipo de movimientos han trabajado desde la clandestinidad, con la misión de ser escuchados por la comunidad internacional y de contrarrestar la política de enmascarar los hechos que el Gobierno de Kabila lleva a cabo a través de su ministro de los Derechos Humanos, Leonard Okitundu. Algunas declaraciones de Okitundu se sitúan en un punto muy distante al de su cometido, como por ejemplo: “En la guerra siempre hay excesos... pero nuestros ataques nunca han sido dirigidos contra las víctimas porque eran tutsis, sino porque eran rebeldes”, o bien, “nuestros campos de refugiados sirven para proteger a los rebeldes”.
 


Periodismo Internacional © 2019 | Créditos
Facultat de Comunicació Blanquerna - Universitat Ramon Llull